Tema automotriz y renegociación de TLCAN

El tema automotriz mantiene a los negociadores del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con cautela, pues ahora se discuten las reglas de origen de este acuerdo comercial que tiene su segunda ronda de negociaciones en la Ciudad de México.

La petición del presidente Donald Trump respecto a incluir más piezas automotrices de fabricación estadounidense en los automóviles fabricados en la región, emergió como un obstáculo importante para un acuerdo, dijeron grupos de presión del sector.

Las reglas de origen son las que establecen el porcentaje de partes deben venir de los países del TLCAN. Y el mandatario estadounidense ha amenazado repetidamente con abandonar el pacto comercial de 23 años, a menos que la reforma reduzca el déficit comercial de bienes estadounidenses de unos 64,000 millones de dólares con México y 11,000 millones de dólares con Canadá.

Los asesores de la industria automotriz y funcionarios gubernamentales dijeron ante los medios que no esperaban que la representación comercial de Estados Unidos revelara objetivos específicos sobre la demanda de Lighthizer, donde un porcentaje mínimo en los vehículos sea de origen estadounidense.

Un cabildero, que habló bajo condición de anonimato, debido a que la propuesta aún está en discusión, dijo que creía que la propuesta de Washington tendría que ser de por lo menos 35% de contenido estadounidense para satisfacer a Trump y no apele a la cancelación del acuerdo.

La demanda podría ser un problema mayor que el incremento potencial del contenido automotor norteamericano desde el actual nivel de 62.5% para los envíos de vehículos libres de aranceles dentro de la región, que la administración de Trump también buscaría aumentar.

Aunque el tema aún no termina en las renegociaciones del TLCAN, porque el sector automotriz representa la mayor parte del déficit comercial de Estados Unidos con México.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México, quien representa al sector privado en las conversaciones, dijo a periodistas que los temas automovilísticos y laborales son en los menos que se ha podido avanzar en las negociaciones hasta ahora.

Tema automotriz podría frenar el avance de las conversaciones más de lo que se piensa

El tema también podría frenar el avance de las conversaciones mucho más que otros temas de la agenda, dijo Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Fabricantes de Piezas de Automóviles de Canadá, “eso podría resultar problemático, porque no proporcionará los beneficios que políticamente podrían esperar”, agregó.

Volpe reconoció que Canadá y México podrían tener que hacer concesiones en las reglas de origen automotrices, para satisfacer las demandas políticas de Estados Unidos, pero hacerlo de forma que todos ganen, por ejemplo, los requisitos de contenido podrían adaptarse para capturar miles de millones de dólares de inversión en investigación y desarrollo que se realiza principalmente en Estados Unidos.


Más información sobre la industria automotriz en el sitio de Francisco Mieres Fernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *